lunes, 30 de agosto de 2010

La vida es sueño



¿Qué es la vida? Un frenesí,
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño,
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son...

La obra La vida es sueño, clásico del Siglo de Oro español ha llegado al Teatro San Martín. La conocida historia de Segismundo, el príncipe de Polonia que fue encerrado en una torre por su padre siguiendo un presagio astrológico que le anunciaba que su hijo sería un tirano cruel, es recreada en esta extraordinaria puesta en escena.

Con un escenario despojado y deslumbrante a la vez en el que transcurre la vida de Segismundo durante su encierro y también el momento en el que su vida se cruza con la de Rosaura, quien lo encuentra luego de caerse de noche de su caballo vestida de hombre. Un enorme espejo y un trono convierten al escenario en el palacio al que es llevado Segismundo por un día y donde, lleno de odio por tanto encierro, parece comprobar los presagios astrológicos. La vuelta al encierro, bajo los efectos del opio le hacen preguntarse al protagonista por los límites entre la vida y los sueños.

Se trata de una obra que tensiona de manera dialéctica la relación entre el destino y el accionar de los hombres pues todo lo que se quiere evitar parece ser reforzado por cada una de las decisiones humanas. ¿Qué es la vida?, ¿qué son los sueños? ¿qué es el amor? y ¿qué es la libertad? son algunas de las preguntas en las que indaga esta maravillosa obra.

Por último, quiero destacar las actuaciones de cada uno de los actores, de una potencia desgarradora que he visto pocas veces.

Excelente. Absolutamente recomendable.

Dramaturgia: Pedro Calderón de la Barca
Dirección: Calixto Bieito
Elenco: Joaquín Furriel, Patricio Contreras, Muriel Santa Ana, Osvaldo Santoro y otros
Teatro: Teatro General San Martín, Corrientes 1530
Reservas: 0800-333-5254
Funciones: de miércoles a sábados a las 20,30hs y domingos a las 20hs
Localidades: $50 (platea) y $30 (superpullman) de jueves a domingos, $25 los miércoles.

9 comentarios:

Brenda dijo...

Buscando pinturas de Segismundo me encontré con esto. Me sorprende verlo a Joaquín Furriel interpretando su papel, y estoy intrigadísima por ver la obra. Desafortunadamente, estoy muy lejos de Buenos Aires. Igualmente, quería preguntarte si la obra continuaba presentándose, quizás tenga oportunidades de ir. Si podés, contestame por acá, yo voy a entrar a la página y voy a estar atenta.
Desde ya, GRACIAS!

Victoria Alvarez dijo...

Hola Brenda
Justo la repusieron el 20 de enero. No sé hasta cuándo estará pero por el momento sigue. Si podés verla, te la recomiendo mucho.
Saludos y disculpá la demora en responder (es que yo tampoco estaba en Buenos Aires)
Victoria

Anónimo dijo...

buesco reseñas pero eso noi es lo qe buscaba

Anónimo dijo...

Argumento
Jornada primera
Rosaura, disfrazada de hombre y acompañada de Clarín (su escudero), toman camino hacia la corte de Polonia para vengarse de su prometido Astolfo, el cual, habiéndose percatado de que Rosaura no sabe quién es —es decir, que ignora quién es su padre— pretende casarse con Estrella —pese al amor que siente por Rosaura— para que ambos hereden la corona del rey Basilio. Rosaura y Clarín entran en una cárcel escondida entre las peñas en donde secretamente está encerrado Segismundo.
En el momento en que entran, Segismundo pronuncia su primer monólogo. Cuando el preso se da cuenta de que no está solo, intenta matar a Rosaura pero luego le perdona la vida. Irrumpe Clotaldo, súbdito de Basilio y ayo de Segismundo, y detiene a los dos viajeros por encontrarse en lugar prohibido. Clotaldo entonces reconoce la espada que ciñe Rosaura: es la espada que había dejado a la madre de Rosaura, abandonándola como Astolfo abandonó a la hija. Sin embargo, Clotaldo no reconoce aún ante todos a su hija y encubre lo descubierto, decidiendo llevar ante el rey a su hija y al gracioso, Clarín.
Sale a escena el rey Basilio. Revela la existencia de su hijo, Segismundo, que había provocado la muerte de la reina Clorilene al nacer. Cuenta el terrible nacimiento de su hijo y explica lo que vaticinó al leer en las estrellas: Segismundo sería un rey tirano y cruel. Basilio decidió hacer una prueba y dar una oportunidad a su hijo. Lo llevarían a palacio pero de manera que si efectivamente resulta ser un tirano su estancia en el palacio le parezca tan solo un sueño. Si Segismundo resulta tener templanza y razón, será el heredero del trono, si no, lo serán Estrella y Astolfo, unidos por matrimonio.
Tras confesar a todo el pueblo la existencia de su hijo, deja libres a Rosaura y Clarín. Pero Clotaldo quiere saber quién es el enemigo de Rosaura, y preguntando averigua que es el sobrino del rey. Además, Rosaura indica su verdadera identidad.
[editar]Jornada segunda
Basilio ha ideado un engaño para ver si Segismundo es realmente cruel: lo llevan dormido a palacio y le permiten ver cuál sería su destino, pero guardándose la posibilidad de hacerle creer que todo fue un sueño, en caso de que se demuestre malvado.
Rosaura entra de dama de Estrella con el falso nombre de Astrea.
Segismundo se comporta como un príncipe déspota lanzando un criado por la ventana al poco de despertar, intenta forzar a Rosaura, hiere a Clotaldo que sale en ayuda de su hija, y se enzarza en una pelea a espada con Astolfo. En vista del comportamiento, el rey Basilio decide volver a dormirle y llevarlo de vuelta a la torre.
Astolfo corteja a Estrella, pues con su unión compartirían la sucesión en lugar de competir por ella, una vez que Segismundo ha quedado fuera de juego. Astolfo descubre que Astrea es en realidad Rosaura y rompen definitivamente.
La jornada termina con el monólogo de Segismundo encerrado nuevamente en la torre. Los últimos versos de este monólogo son los que dan nombre a la obra:
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Anónimo dijo...

buena reseña te doy 10 d 10 ;)

Anónimo dijo...

ddsdsd

Anónimo dijo...

amo

Anónimo dijo...

yo buscaba la reseña de el libro no de la obra actuada pero gracias .l.

Anónimo dijo...

.l.